Franc3s - Campanas de fuego rosa

€5.00

Nanas para el hijo del diablo, por Henrique Mariño. 

Franc3s, un trío ruidista y ebrio de sangre oscura, de Parálisis Permanente a Joy Divison. Los alumnos aventajados del Galician Bizarre, nómina canalla y echada al monte que alumbró a comienzos de milenio. Esa banda que parece resucitada de entre los muertos ochenteros, pero sin tufo a naftalina. A María Costa (batería), Alberto Vecino (guitarra y voz) y Patricia Bermúdez (teclados) no les molesta que les hayan comparado con Triángulo de Amor Bizarro. Cómo va a sucederles eso: tan amigos son, que Rodrigo Caamaño ha terminado produciéndoles Campanas de fuego rosa, segunda entrega del grupo gallego después de su fantástico álbum de debut homónimo.

Ahora bien, si te gustan TAB, te gustarán Franc3s; y si te gustan Franc3s seguramente te gustarán My Bloody Valentine, Jesus and Mary Chain, los Sonic Youth más oscuros o Suicide. Porque... ¿estamos hablando de post punk, shoegaze, garage rock, noise o qué? Juzgad vosotros este pop de lija que hace supurar los oídos. Superad las tinieblas de ruido y alcanzaréis unas canciones que suenan a nanas para el hijo del diablo. 


Franc3s han vuelto a salir del cuarto oscuro cargados de pesadumbre y desazón; macabros, como un párvulo sonriente que sujeta en una mano un cutter y en otra las vísceras de su compañero de pupitre. Las letras de Alberto (entre la escritura automática, el romanticismo necrológico y el surrealismo de diván) retumban en los tímpanos evocadoras, oníricas, fatídicamente dulces, mortalmente vivas. Canciones hipnóticas que hablan de alguien que todavía respira, cines sin proyección, celos relamidos, bombas en silencio, genios desangrados, inviernos en llamas, lámparas maravillosas que se rompen de tanto frotarlas, pollos zombies, equilibristas en temporada de ciclones; “hueles tan fuerte, pero no importa”... Y bueno, para no precipitarse en el pesimismo antes de la escucha, en Campanas de fuego rosa también se deja caer, valga la paradoja, algún destello de luminosidad. ¿Acaso los monstruos no tienen corazón? Como ejemplo, “Apartamento alquilado”, primer single extraído del álbum, que cuenta con un vídeoclip realizado por Rubén Domínguez, quien también ha llevado a cabo el diseño gráfico del disco sobre la portada que el desaparecido y gran amigo de la banda, Alberto Gende, les dejó antes de partir a un lugar mejor.


¡Que suenen las campanas de fuego rosa!